jueves, 24 de mayo de 2018

Zona de lectura y trabajo para los peques



Llevaba tiempo dándole vueltas hacer cambios en casa. El estilo nórdico me gusta cada vez más, muebles blancos, luminosidad, madera... así que cuando descubrí sklum quería cambiar toda la casa pero me conforme con darle un toque a un par de habitaciones, la de juegos y lectura de los peques y zona de trabajo (iba a decir despacho, pero dejemoslo en una mesa con mi silla y mi tablón)  

Hoy os voy a contar como hemos introducido en la habitación de juegos una zona de trabajo (donde van a desarrollar al máximo su lado creativo) y una zona de lectura. No hemos hecho grandes cosas pero creo que ha quedado genial con poco.



En estos momentos lo que más abunda en casa son toda clase de pinturas habidas y por haber, cartulinas, libretas, tijeras, pegamento...etc. Eso por un lado y por el otro los libros, libros de todos los tamaños, colores y formas. Así que decidí crear (a parte de lo que ya tienen) dos espacios diferenciados. 

Zona de trabajo


Estaba buscando una mesa de madera que no ocupara mucho y que pudieran trabajar los dos sin problemas. No me convencía nada pero me dí cuenta que teníamos ya una aunque la usábamos para otra cosa. Hemos reconvertido la estructura de un juguetero en mesa de trabajo, tiene la medida perfecta. 



Llevaba tiempo detrás de unas sillas de estilo nórdico para el salón así que cuando descubrí que había en tamaño mini ni me lo pensé, esas eran las que quería para la zona de trabajo de los niños. Dudé un  poco por el tema de la ergonomía, no tenía claro si iban a ser cómodas para ellos o no, pero investigué y decidí completar la zona con este toque de diseño. 

Zona de lectura

Hemos colocado una gran alfombra blanca en medio de la habitación y dos butacas ideales para estar cómodos mientras leen su libro preferido. A su lado un cajón con ruedas lleno de sus libros y para completar... un toque que me tiene enamorada.



Tengo que reconocer que fue amor a primera vista y es que este elefante en cuanto lo ví lo quise. Me encapriché de él desde el primer momento y la primera idea fue ponerlo en la habitación de los peques pero ellos mismos se lo llevaron a la zona de lectura porque lo usan para poner los libros o para poner los pies o incluso para tumbarse y sentirse cómodos. Me gustó la idea y ahí se ha quedado como pieza principal de la estancia.


¿Que os parece el resultado final?


5 comentarios:

  1. Esas sillas me gustan hasta para mí. Yo estoy planeando mi nuevo despacho y en tamaño grande ¡me valen tus ideas!

    ResponderEliminar
  2. Me he puesto una de estas en el despacho pero con reposabrazos... son ideales y esta marca, calidad precio esta genial!!!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta cómo ha quedado, y ese elefante me tiene enamorada

    ResponderEliminar
  4. Ohhhh, el elefante me encanta!! yo tengo una versión en papiroflexia y me gustaría comprarlo en verde para mis chiquis pero aun son demasiado trasto para el. seguro que se lo lanzarían por la cabeza!!!

    La mesa de escritorio has usado la misma que yo! jajajaj.
    Me gusta mucho tu distribución :)

    ResponderEliminar