lunes, 31 de julio de 2017

Copa vaginal o menstrual

Foto vía reproduccionasistida.org


Llevaba ya un tiempo dandole vueltas, Copa vajinal ¿si o no? he oído muchas opiniones al respecto, positivas muchas de ellas pero también negativas. Yo misma la visualizaba y era muy reacia. Cuando digo muy me refiero a mucho. Hubo un momento que la blogosfera (ya no se si maternal o general) se llenó de post diciendo las mil y una maravillas de la copa pero no sabía hasta que punto era algo "patrocinado" o una opinión fiable, así que fui dejando pasar el tiempo. 

Hace aproximadamente meses, mi marido fue el que me hizo retomar el tema. Varias clientas habían ido a la farmacia en busca de una de ellas y él me preguntó mi opinión al respecto. Así que retome mis inquietudes y me lancé a la piscina. Decidí, pese a su coste, comprarme una. 



foto vía Matronas on line


La labor de investigación la hicieron mis farmaceúticos de cabecera (mi hermano) lo dejé a su criterio el modelo de copa que iba a usar. Me hace gracias visualizar a dos hombres pensando qué copa será mejor y qué modelo elegir. Y claro está como hombres que son después de darle muchas vueltas me pidieron Enna Cycle ¿Porqué esta? porque se adecuaba a mis necesidades. 



Lo positivo de este modelo es que en lugar de traer una copa, trae dos y el recipiente en el que se guardan sirve para esterilizarlas una vez termina el ciclo. Tiene una especie de hilo para poder extraerla mejor y hay varios tamaños.

Cuando la vi cómo buena mujer caprichosa que soy, pensé que era muy poco discreta para llevarla en el bolso y como había leído más opiniones acerca de la Lily Cup, decidí que quería esa también. ¿Porqué? Pues porque es compacta y plegable y para llevarla en los momentos de "por si acaso" está genial.



Así que sí, he probados las dos. Y tengo que decir que a pesar de mis dudas y mis perjuicios se me borraron todos de un plumazo.

1. Es muy cómoda: Es verdad que hay que cogerle el truco para ponerla, pero lo mismo me paso con los tampones. La primera vez que me la puse iba cada rato al baño para ver si estaba bien puesta, si estaba manchando si seguía en su sitio... a la tercera vez que me loa había puesto, estaba totalmente segura de ella.

2. ¡Que asco! esto también lo pensaba yo y era lo que me echaba para atrás. Pero, en mi opinión,  es muchísimo más limpia que las compresas o tampones. Es verdad que la sangre es muy escandalosa pero sangramos mucho menos de lo que pensamos. Me he dado cuenta ahora que las estoy usando. La copa recoge fenomenal la sangre y no deja ningún rastro.

Vas al baño, te la quitas, la vacías en el wc, la limpias y vuelta a empezar. Muy fácil y limpio.

3. No tengo escapes: Yo soy de reglas muy abundantes, y cuando digo muy es muy. De esas de llevar bragas de abuela, compresa extra grande y refuerzo. Y de tener que cambiarme cada dos por tres y ojo que en muchas ocasiones he manchado. Desde que llevo la copa, nada de fugas. Y menos aún por la noche (esto era lo peor para mi) ¿Sabéis el gusta que da poder dormir del tirón sin preocuparte por tus sábanas? pues ya estáis tardando. 

4. Horror tengo que usarla en baños públicos: En el tiempo que llevo usandola aún no me he encontrado con el problema del baño público. Cuando he sabido que tenía que salir fuera he calculado para ponerla y quitarla en casa. Si he tenido que acudir a servicio público lo he hecho en baño de minusválidos que ahí hay lavabo para poder limpiarlo. En caso de no encontrar opciones siempre llevo toallitas por si necesito limpiarla y no hay manera pero por ahora sólo puedo decir que no he encontrado trabas. Ojo, que me he ido de vacaciones en plena regla y no he tenido ningún tipo de problemas.

5. Ahorro económico: vale que hay que hacer una inversión (cuestan de 15 a 30 euros según el modelo) pero duran entre 5 y 10 años según la cuidemos y si calculo todo lo que me gastaba yo en tampones y compresas, creo que en tiempo que llevo usándola ya he recuperado casi todo.

Os la recomiendo sobretodo para las que tenéis o tememos las reglas abundantes. Dadles una oportunidad porque en cuanto le cojáis el truco os váis a arrepentir de no haberla probado antes.

¿Vosotras la usais? ¿La recomendaríais?

1 comentario:

  1. Pues no me decido, la verdad. He oído opiniones tb de gente que tiene problemas al retirarla y yo qué sé... jajajaja. Es algo en plan "tengo que probarlo" y al final no te decides nunca. Tiene pinta de ser algo muy práctico, la verdad. No sé, a ver si en algún momento cae jajajaja. Gracias x tu experiencia ;). Un besote

    ResponderEliminar