lunes, 6 de mayo de 2013

Voy hacerme monitores ¿De que estamos hablando?


La semana pasada fui a hacerme monitores. Es mi segundo embarazo y ya sé de que va este tema, pero no me acordaba yo de las dudas que surgen antes de hacer esta prueba. Desgraciadamente no te explican en ningún momento de que se trata y quizás se vaya con unas expectativas equivocadas a las mismas.


Estando en la sala de espera había una pareja haciéndose un montón de preguntas, ¿pero cariño, yo puedo entrar o te espero en la puerta? ¿ que es lo que ven aquí? ¿cuanto dura? ¿que nos van a decir? la mami o futura mami, le ponía una cara de incertidumbre...




Aún recuerdo el primero que me hice, me tumbaron en una camilla, me rodearon con dos cintas elásticas la barriga y me pusieron dos aparatitos redondos (Uno en cada una de las cintas) que se conectaban a una máquina con números que subían y bajaban a la vez que salía un papel con una gráfica en plan poligrafo.



Mi cara debió ser un poema cuando tras aproximadamente 30 minutos arrancan la hoja, me quitan los aparatos y me dicen, "todo bien, hasta la semana que viene" ¿Ya está? ¿pero que ha pasado aqui? ¿que hemos hecho en este tiempo? Que alguien me diga algo por Dios!

Lo peor, la segunda parte. Sal de ahí y que empiece a sonar el teléfono y te pidan explicaciones... ¿Qué? ¿Como ha ido? ¿que te han dicho? ¿Como que nada? ¿Pero, como es posible? ¿Y tu que les has dicho? ¿Pero para que se hace? Pues no lo entiendo.... ¡Pues anda que yo!

Bueno pues aqui va una pequeña explicación de lo que se tratan los monitores y para que sirven.

Cuando se acerca la recta final del embarazo (normalmente las tres últimas semanas) una vez a la semana te ponen el aparatito en cuestión para poder recibir la siguiente información:

Graficas que se recogen en los monitores

* Por un lado, una de las correas recoge el latido del feto y ver si sigue el cauce adecuado. Puede darse el caso de que el feto esté sufriendo y que su ritmo cardiaco no sea el correcto y se pueden tomar las medidas pertinentes.

* Por otro lado, la otra correa lo que hace es medir las contracciones (En caso de que en ese momento existan. Es una información puntual, porque puede ser que en el monitor no se reflejen contracciones y que luego cuando salgas empieces con ellas)

Normalmente la recogida de información dura una media hora y te recomiendan ir bien desayunada e hidratada para que el bebé esté bien despierto. Entra la mamá sola (no es una sala muy grande y son unas cuantas las que están pasando por el mismo momento) Al finalizar te dan la hoja con el gráfico y lo que te dice la matrona es si el bebé está bien y si tienes alguna contracción. Y te citan para la semana siguiente.

Como comento, es una recogida de información puntual. Puede darse el caso de que en ese ratito empieces a tener contracciones que hagan saltar la alarma y te digan que estás de parto (creo que eso pasa en un 1%) puede ser que tengas contracciones leves y veas que estás iniciando a prepararte, que no tengas ninguna contracción, que salgas por la puerta y de repente rompas aguas...

En mi caso, con mi primer embarazo, los monitores que me hicieron me salían todos planos. Esto es, el corazón de mi niña genial y de contracciones... brillaban por su ausencia. Incluso puedo contar que me ponían un despertador al lado de la barriga para que la niña se despertara y se moviera. Una pasada, la primera vez que me lo hicieron me quedé loca.

6 comentarios:

  1. a mi me dijeron que era para ver si habian contracciones y además la reacción del bebé a las contracciones...más el seguimento cardiaco del bebito.
    Ya mismo le ves la carita!!!!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me las pusieron cuando me inducieron el parto y estuve hasta la hora de empujar con ellas puestas, un coñazo!jajaj

      Eliminar
    2. Sólo te pusieron los monitores en el parto? antes no? quizás esto sea sólo en Murcia. Normalmente en la semana 37 te citan y así, semana tras semana hasta la 40. En el momento de dilatación también nos monitorizan hasta que pasamos a paritorio.
      Ya no nos queda nada de nada :) Saludicos

      Eliminar
    3. Yo pari a la 39 y no llegué a las correas como le llaman aqui. Aqui te las ponen a partir de las 40

      Eliminar
  2. Muy buena idea lo de explicarlo. Yo llegué la primera vez y no tenía ni idea!! En esta segunda ocasión tardaron mucho en ponerme epidural porque los monitores debían estar estropeados y no se dieron cuenta!!!!!! Pero felizmente pasó!!

    Ya te queda nada, guapa, ya verás qué distinta e infinitamente mejor es la segunda maternidad!!

    Un besazooooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy no me digas... no gritaste a los cuatro vientos que te pincharan? ufff que mal, me está dando el canguelis de repente....
      Espero que así sea y que esta sea mucho mejor que la primera aunque lo veo imposible porque A. ha sido muy buena hasta el momento :)
      Un besote guapa! me alegro de tu vuelta a este mundo blogueril!!!!

      Eliminar