viernes, 27 de febrero de 2015

El castillo de Blanca

Una excursión apta para toda la familia
Al menos una vez al año intentamos juntarnos con los primos y descubrir parajes nuevos dentro de nuestra Región. No es tarea fácil, somos muchos y exigentes. Buscamos un sitio donde podamos hacer vida durante al menos un par de días y además tiene que tener encanto a su alrededor. ¿Queréis saber cual ha sido nuestro último descubrimiento?


Un maravilloso pueblo situado en el Valle de Ricote, Blanca. ¿No os pasa que cuanto más cerca tenéis las cosas, menos la conocéis? Pues si, pecado y gordo. Cuando nació mi hija nos dimos una pequeña vuelta por el río... 20 minutos y esto era todo lo que conocía de Blanca. Que gran descubrimiento, está muy cerca de la capital (38 kilómetros) y tiene un millón de posibilidades y de rincones bonitos aptos para toda la familia.

Desde la misma entrada al pueblo, si miramos hacia la montaña vemos que está custodiada por un castillo, no se conserva en muy buenas condiciones pero nos pareció una muy buena excursión para ir con toda la tribu.

Comienzo de nuestra ruta hacia el Castillo de Blanca















¿Desde donde de accede?

Dejamos el coche en la plaza de la iglesia San Juan Evangelista, o en las calles cercanas. Merece la pena pararse por un momento a observar este monumento, se trata de una iglesia del S. XVIII construida sobe una antigua mezquita mudéjar.

La calle de la izquierda es la que nos llevará hacia la cima del castillo. Tendremos que subir unas cuantas cuestas asfaltadas, llevaderas. Una vez que terminan las casas comienzan una serie de escalones grandes y largos. 

Subida escalonada al Castillo de Blanca
En este tramo nos acompañaran pintadas de sombras de animales muy divertidas. Hay que estar pendiente de los niños mas intrépidos ya que el camino tiene tramos con barandillas de madera y otras que no. 

Tras 10 minutos andando culminaremos nuestra aventura... Tres torreones que nos trasladan a épocas señoriales y nos hacen sentir como guardianes de esta preciosa tierra. Y es que las vistas son increiblemente preciosas.

Tenemos a nuestros pies un paisaje espectacular ¿No creéis?


Vistas desde lo alto del Castillo de Blanca



















¿Merece o no la pena, subir y pasar esta aventura con nuestros pequeños caballeros? A mis hijos les encantó esta excursión, fue muy divertido la subida con una serie de gatos que nos acompañaron, las pintadas, los escalones, las piedras y sobretodo el sentirse tan altos. Estaban tan emocionados que no paraban de decir: "Mamá mira... un río, unos patos, que alto, cuantas casas" Lo vivieron con muchísima ilusión y emoción.

Descubrimos más sitios que merecen la pena visitar... prometo contároslos.

¿Tenéis algún otro sitio que nos recomendéis para hacer una excursión?

1 comentario:

  1. Que sitio más chulo y aquí al lado! Nosotros solemos ir a Mortalalla para pasar todo el finde Juntos.

    ResponderEliminar