domingo, 18 de octubre de 2015

Nieve casera



A nuestra tierra rara vez llegan los copos de nieve y cuando lo hace todo el mundo sale corriendo en su búsqueda para pasar una mañana jugando a lanzar bolas, hacer un muñeco de nieve o simplemente para enseñarles a los pequeños de que se trata. Es tan impresionante como ver el mar por primera vez. 

¿Pero quién ha dicho que tenemos que esperar a que caiga la nieve? ¿Sabéis que es muy sencillo crear nieve casera sin pasar frío? ¿Sin usar los guantes, la bufanda y el abrigo? ¿No me creeis?




Sólo necesitamos:

-Un pañal
-Un bol
-Agua y Magia 





















Cogemos el pañal, lo abrimos y sacamos el material que tiene en su interior. Frotamos y se desprenderá una especie de arenilla que la recogeremos en el bol. Cuando la tengamos toda (por poca cantidad que nos parezca será suficiente) vertimos un vaso de agua y esperamos unos segundos para que la Magia surja efecto.

¿Os animáis a divertiros un buen rato y dejar a los niños alucinados?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada