viernes, 6 de febrero de 2015

Plan con niños en Murcia: Balneario de Archena


Os traigo un planazo de los pies a la cabeza muy propio para estas fechas. Con esta temperatura no se puede estar danzando por la calle con los pequeños ¿Que os parece si nos vamos al Paraje Natura de Valle de Ricote, más concretamente al Balneario de Archena, a dejarnos querer y desconectar por unas horas? 

Una maravilla de paisaje nos espera en un complejo termal de mas de 200.000 m2 a tan sólo 24 kilómetros de Murcia y muy bien indicado. Todo un lujo para nuestros ojos, vegetación y palmeras por donde quiera que mires, el Río Segura en todo su esplendor, lleno de vida, fuerza y caudal... una delicia visual.




Vamos a un balneario así que tendemos que llevarnos una bolsa con bañador, gorro, chanclas y toallas. Si no tenemos gorro ahí lo puedes comprar,3.50 €. Tuve un fallo, me deje en casa los manguitos. Tienen alguno pero no siempre están disponibles.

Fuimos en fin de semana, nos costó 14 euros adultos y los menores de 3 años no pagan, así que mis hijos entraron gratis. Con este precio se pueden disfrutar de las piscinas de 10 de la mañana a 21 de la noche. Aquí podéis ver las tarifas.

Otra cosa importante, las taquillas para dejar las cosas van con una moneda de euro, así que habrá que llevar una para poder usarlas.


En el balneario tiene una zona infantil muy chula con dos piscinas de agua caliente y agua más templada. No cubren casi. Una vez que meten un pie ahí estamos perdidos, va a ser muy difícil convencerles para salir. 

Un elefante tobogán con agua para que resbale, una oruga de colores alegres con un montón de chorros, un payaso, un pato y una foca serán nuestros compañeros para pasar una jornada de lo más divertida.

Como una imagen vale más que mil palabras... El resumen de nuestro día:

Nos pasamos casi todo el tiempo en la zona infantil pero hicimos escapaditas a la zona adulta en solitario. Intentamos ir los cuatro pero los peques se negaron en rotundo. Para mi, lo mejor de la zona adulta es una especie de circuito que te lleva al exterior del balneario a través de una pequeña corriente, disfrutas de unas vistas impresionantes a la vez que te relajas y puedes incluso permitirte el lujo de desconectar unos segundos. 

El balneario tiene un restaurante donde se pueden reponer fuerzas y volver a zambullirse. Nosotros decidimos volver a casa y con suerte tras este día de relax los peques disfrutarían de una siesta placentera. Pero estaban muertos de hambre así que paramos en el camino en un restaurante que vimos por la mañana que estaba lleno de coches así que seguro que estaba buenísimo todo. Los limoneros, todo un acierto, tienen carne a la brasa para chuparse los dedos.

Como os podéis imaginar los niños no paran de decirnos que cuando volvemos a las piscinas y sinceramente, nos lo pasamos ta bien que no creo que tardemos mucho en repetir.  

¿Quién se anima hacer esta excursión? ¿Me recomendáis algún otro sitio chulo?

1 comentario:

  1. Andaba! No sabía que tenían zona infantil. Pues parece un buen plan parecerte puente...Solo.una duda. Como fuisteis capaces de espacios a la zona de adultos? Jajjaja. Me ha encantado. Gracias por la info!

    ResponderEliminar