martes, 3 de junio de 2014

Educación paternal positiva



Ultimamente me preocupan mucho algunas de las actitudes de mi hija.He pedido ayuda a su profesora para que nos apoye en nuestro intento de reconducirlas. Y es que le ha dado por volver a morder ¿os acordáis cuando empezó? Os lo contaba todo aqui 



Tenemos claro que en casa debemos marcarle unas normas, ejerciendo nuestra autoridad con coherencia y firmeza en las decisiones que tomamos (nuestra hija es demasiado audaz y como mostremos la más mínima debilidad nos ganaría por goleada)

Estoy muy de acuerdo con que nuestros hijos tienen que saber lo que esperamos de ellos, saber lo que pueden hacer y lo que no. Y para ello es necesario establecer una serie de normas y límites donde les marquemos hasta donde pueden llegar. 

Lo importante de todo esto es que las normas las marquemos papá y mamá de la misma manera, que rememos en la misma dirección y que sigamos los mismos criterios. Sino... apaga y vamonos (se más de uno que manipularía con tan sólo una mirada)



¿Que estamos haciendo nosotros para este caso? La semana pasada nos fuimos los cuatro a comprar unas cartulinas de colores, unas pegatinas y pinturas varias a elección de nuestra pequeña. Y por la tarde... ¡planazo! ya tenemos nuestra manualidad de hoy, nos pusimos a crear nuestro propio cartel de comportamientos y recompensas (si muy Súper Nani, pero seguro que nos funcionará)




Nos sentamos a escribir con ella 7 cosas que nos gustaría que mejorara, cosas fáciles y otras que le cuestan más, siempre con la aprobación de ella. Una vez hecho el calendario, elegimos unas pegatinas molonas para identificar cada tarea de manera más fácil. Y una vez acabado lo pusimos en la puerta de su habitación de tal manera que al finalizar el día y antes de irnos a dormir podamos pegar unas caritas sonrientes en las acciones conseguidas.  


Cuando llega la hora de irse a dormir coge la caja de las caritas y su silla para subirse a pegarlas. Y sabe perfectamente cuando no hay que pegar alguna pegatina y nos explica el porque. Acto seguido nos pide mandarle la foto a su seño porque al día siguiente lo comentan en la clase y se pone feliz. 

Cuando complete el día entero de caritas tendrá una recompensa. No sabe cual es... pero seguro que le encantará.

Ojalá que con esta técnica por fin deje de lado los mordiscos que es lo que me tiene preocupada de verdad. ¿Lo conseguiremos? 

4 comentarios:

  1. Seguro que con ese esmero no tardarás mucho en tener buenos resultados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos sigue dando resultado a día de hoy. Muy eficaz!

      Eliminar
  2. Aunque mucha gente critica a Super Nany, la verdad es que hay cosas que funcionan, como ésta. Nosotros también la usamos una temporada y funcionó muy bien. No sé qué tienen las pegatinas rojas, pero era decirle al niño que le íbamos a poner una y se ponía las pilas rápidamente jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NOs funciona muy bien este metodo y lo recomiendo

      Eliminar