jueves, 17 de febrero de 2011

Mohamedia


El Iman según la luna ha decidido que ayer día 16 de febrero y hoy 17, vamos a celebrar la fiesta del Nacimiento del profeta así que en vista de que no podemos avanzar con el trabajo ¿qué podemos hacer? Coger un tren y acercarnos a Mohamedía.

Me puse a imaginarme el tren que íbamos a coger, el típico de las películas de la postguerra  todo destartalado y enrobinado hasta el último punto imaginable… Gracias a Dios me lleve una grata sorpresa!!! El tren esta bastante nuevo, confortable y económico. Eso sí… estos eso de pasar el trapico poco poco. Se me ocurre quitarme el chaquetón y dejarlo bien dobladico en la bandeja superior del asiento… y menos mal que no era blanco…

Inconveniente, tienes que ser adivino y saber a cuantas paradas estás del lugar a donde quieres llegar. No hay ningún cartelico, nada en las estaciones, nada en el tren que te lo indique… nada de nada. Menos mal que teníamos a un buen hombre al que preguntarle sentado justo detrás.

Mesie es esto Mohamedia? Le preguntamos la primera parada y nos dice no Madame  
Suponíamos que nos iba a avisar cuando fuera… Otro error, no supongas nada! Menos mal que le volvimos a preguntar en la siguiente justo antes de que se volviera a poner en marcha la locomotora… y nos dijo con una sonrisa, si Madame esto es…. Vamos! Que casi no llegamos a bajarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada